En este momento estás viendo El divorcio como una etapa de crecimiento

El divorcio como una etapa de crecimiento

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Divorcio
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura

En esta situación tenemos dos opciones: ver el divorcio como una etapa de crecimiento y desarrollo o como una etapa negra.

Independientemente de cómo queramos afrontar la separación, este será uno de los acontecimientos más estresantes que podamos vivir.

De hecho, es una pérdida y, como tal, será necesario afrontar una serie de etapas.

Las familias actuales están sufriendo una transformación y, por eso, no es de extrañar que el índice de estas que recurren al divorcio vaya en aumento.

La forma de un divorcio como una etapa de crecimiento tendrá una serie de consecuencias en el presente y en el futuro tanto de los adultos como de los hijos de la pareja, si los hubiera.

Crecimiento personal que puede derivar de un divorcio

A continuación, ponemos en valor el divorcio como una etapa de crecimiento y desarrollo o una etapa negra.:

– Aprender a perdonar. El perdón ayuda a liberar el resentimiento y el rencor que tanto daño nos hacen a nosotros mismos. Es necesario perdonar a la otra persona y saber perdonarnos los errores que hayamos cometido.

Aprovechar la situación. La vida nos pone en un momento como este porque, de alguna manera que todavía no vemos, es lo mejor para nosotros.

Debemos aprovecharlo para iniciar proyectos y actividades que nos ayudarán a sentirnos mejor.

Respeto. Tan importante es saber perdonar como tratar con respeto a una persona con la que hemos compartido la vida y hacernos respetar por ella.

Sí, además, tenemos niños en común, estos lo agradecerán.

No debemos ser ni receptores ni generadores de ningún tipo de violencia.

La soledad es una etapa. Hemos de aprender que el haber decidido separarnos de nuestra pareja no implica necesariamente que estemos solos, pues siempre tenemos a seres queridos a nuestro alrededor.

Aun así, la soledad no es negativa si es algo que escogemos, y quizás esta sea una etapa perfecta para conocernos mejor y saber qué es lo que realmente deseamos.

Poner nuestros sentimientos a un lado al hablar con nuestros hijos.

Debemos informarles de la situación, pero sin olvidar que la otra persona también es su padre o su madre, por lo tanto, hay que respetarla y hacerla respetar ante ellos.

Comunicación. No puede haber un entendimiento, por ejemplo, para la custodia, si no hay una comunicación fluida.

Habrá que afrontar una serie de retos como quién se queda a los niños si los hay, o qué se hace con la vivienda.

Durante todo este proceso deberemos valernos de una actitud asertiva y positiva para evitar caer en los reproches y enmarañar la situación.

La vida continúa. No nos podemos anclar en el pasado.

Hemos de ser conscientes de que llega un período de evolución y debemos cuidarnos, sentirnos bien, tener la calidad de vida que deseamos y no idealizar el pasado, porque no va a volver.

vivienda-divorcio

Diferentes situaciones que debemos tener en cuenta

Hemos hablado ya de que la separación es un proceso que puede contar con la presencia de hijos, y eso supone encarar el proceso de modo que, quizás, sea menos rudo que cuando no hay niños de por medio.

Estos necesitarán un periodo de adaptación y su sufrimiento estará ligado a la forma en la que se gestione la situación por parte de los padres.

Si transmitimos que es, simplemente, un momento de cambio beneficioso, los niños lo gestionarán de un modo muy sano.

Desde luego, el proceso tampoco lo afrontarás de la misma manera si tienes una edad mucho más avanzada, porque la madurez y la experiencia te llevan a un tipo de prioridades distintas a las que tenías cuando eras muy joven.

Pero una de las situaciones más importantes que debemos afrontar en un divorcio es saber qué debemos hacer con la vivienda familiar.

Vivienda propiedad de uno de los cónyuges

Cuando esta fue comprada de manera anterior al matrimonio por uno de los cónyuges, la propiedad no se altera, pero sí su uso.

La legalidad vigente reconoce un derecho de utilización de uso en favor de la protección familiar.

Normalmente se asigna el uso al cónyuge que se queda con la custodia de los hijos y, en caso de que sea compartida, al que tenga un menor poder adquisitivo.

Cuando el uso de la vivienda se cede al que no es propietario no es un usufructo estricto, solo da derecho a utilización bajo una serie de circunstancias concretas.

Cuando el divorcio es visto como una oportunidad de crecimiento y desarrollo

Por este motivo, los especialistas siempre recomiendan que se pacten estas cuestiones en las capitulaciones matrimoniales sin sobrepasar los límites legales.

En cualquier caso, el juez tendrá que aprobar dichas capitulaciones.

inmobiliaria

Separación consciente

En 2014, una famosa pareja de Hollywood se divorció y, para su separación, se utilizó la expresión «separación consciente».

Este matrimonio era el formado por Chris Martin y Gwyneth Paltrow.

Ellos abogaron por esta forma de separación en la que ambos tratan de hacerse el menor daño posible y se comprometen a esforzarse por ser generosos, amables y considerados.

Esto no es lo mismo que un divorcio amigable, pero, sin duda, es una gran forma de tratar de transformar nuestros sentimientos negativos en otros positivos.

Si deseas más información, nos ofrecemos a asesorarte de forma personalizada.

Puedes hacer llegar tú consulta a través del formulario de contacto, por el correo electrónico info@inmobiliariacano.es o a través del teléfono +34 950177116. Estaremos encantados en poder ayudarte.

Deja una respuesta