En este momento estás viendo Custodia monoparental y cambio de domicilio

Custodia monoparental y cambio de domicilio

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Novedades
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:8 minutos de lectura

En España ha habido grandes cambios en las últimas décadas en lo referente a la Custodia monoparental y cambio de domicilio

Antes, la norma general era que, tras el divorcio de los padres, los hijos pasaran a vivir en custodia monoparental, es decir, íntegramente con uno de ellos.

De hecho, sigue siendo, estadísticamente, el modelo más frecuente. Sin embargo, la necesidad de regulación y la importancia del bienestar infantil han hecho que el Tribunal Supremo aplique la custodia compartida por defecto.

No obstante, cuando decidimos cambiar de vivienda y trasladar nuestro domicilio a otra ciudad o país, este tipo de custodia puede suscitar muchas dudas. Incluso aunque el domicilio sea cercano, el régimen de visitas suele crear conflictos entre los exconyuges.

Hoy trataremos de resolverlas comentando la legislación actual en materia de régimen de visitas.

¿Qué sucede con el régimen de visitas cuando hay un cambio de domicilio?

En el momento de la separación de un matrimonio con hijos se han de regular todas las cuestiones relacionadas con ellos, como son:

  • La patria potestad,
  • la pensión alimenticia,
  • la custodia y
  • el régimen de visitas.

Estos se determinan según las circunstancias en el instante de la separación, siempre que sea posible.

Sin embargo, si hay un cambio de domicilio, estas circunstancias cambian; 

¿Qué se debe hacer si se cambia el domicilio?

En primer lugar, es necesario notificarlo de manera fehaciente al otro progenitor.

Es decir, comunicárselo con un método que deje constancia de su remisión y entrega, por ejemplo con un mensaje escrito o un burofax con acuse de recibo.

Si el otro progenitor no está de acuerdo con el cambio de domicilio o el cambio que implica en el régimen de visitas será necesario acudir a un juzgado para que resuelva el desacuerdo.

Agencia Cano Inmobiliaria

Cómo se modifica el régimen de visitas después del cambio de domicilio

Una vez aprobado el cambio de domicilio, una sentencia o convenio regulador establecerá el nuevo régimen de visitas, que habrá de cumplirse.

A no ser que ambos padres acuerden otra cosa o exista una autorización oficial para proceder de otra forma hasta que sean modificadas las medidas definitivas para el procedimiento.

Qué sucede cuando el progenitor no está de acuerdo

Como hemos señalado, los progenitores tendrán que ir a un juzgado para obtener una autorización del juez.

Consistirá en una cita con el juez a la que deberán acudir los progenitores y el hijo (si es mayor de 12 años), ya que también se tendrán en cuenta sus opiniones y deseos.

Una vez escuchados los asistentes, el juez decidirá cuál de los dos progenitores podrá decidir trasladar a los menores de domicilio. 

En este caso no es preciso el consentimiento del otro.

Qué influye en la decisión del juez para establecer el nuevo régimen de visitas

En caso de desacuerdo de los cónyuges, insistimos que es muy importante que el hijo exprese su preferencia ante el juez, ya que tendrá prevalencia el interés del menor.

Además, el juez valorará objetivamente el nuevo entorno donde vaya a vivir el menor, algo muy importante en la niñez.

En la mayoría de las ocasiones, cambiar de domicilio implica cambiar de colegio, de amigos, de actividades en el tiempo libre, etc., lo que puede suponer un gran impacto.

Asimismo, si al cambiar de hogar el niño o niños han de estar alejados de uno de los cónyuges (y de su familia), se analiza el impacto que tendrá en el menor referente a la custodia monoparental y cambio de domicilio

Esto, junto con la distancia de los domicilios de los progenitores, puede que lleve al juez a decidir modificar totalmente el calendario de visitas o incluso cambiar una custodia compartida por una monoparental o viceversa.

Además, el juez también decidirá el lugar y la forma de recogida, el traslado y la entrega de los menores; así como la manera de pagar los gastos de estos desplazamientos.

A no ser que el juez disponga lo contrario, los gastos se dividirán a partes iguales entre los progenitores.

Frecuentemente, se decide que el progenitor no custodio pague estos gastos.

Agencia Cano Inmobiliaria

Cómo se decidirá el nuevo plan de visitas

En primer lugar, los progenitores deberán intentar llegar a un acuerdo para el nuevo régimen de visitas, que sea factible y no dé lugar a incumplimientos.

Si los domicilios van a estar más alejados, es recomendable que las visitas se lleven a cabo en periodos de tiempo más largos y que se favorezca la comunicación telefónica, por email, videoconferencia o similares en los días y horas que acuerden los progenitores y el niño.

Posibles soluciones

Aunque los progenitores estén de acuerdo, es difícil llegar a una solución factible para el nuevo régimen de visitas.

Aquí proponemos algunas procedentes de sentencias reales:

Un fin de semana al mes. 

Se establece que el niño vivirá con uno de los progenitores, pero pasará un fin de semana al mes con el otro progenitor.

Sustituir las visitas de los fines de semana por todos los puentes escolares y parte de periodos vacacionales. 

Si los domicilios están muy alejados y el desplazamiento es difícil, se pueden sustituir los fines de semana por periodos en que las vacaciones sean más largas, coincidiendo con las escolares.

 Sustituir las visitas entre semana por tres fines de semana con el otro progenitor. 

Si antes se tenía un régimen con varias visitas entre semana y con el nuevo domicilio es difícil hacerlas, se pueden sustituir por tres fines de semana completos con el otro progenitor.

Si deseas más información respeto a la custodia monoparental y cambio de domicilio, nos ofrecemos a asesorarte de forma personalizada.

Puedes hacer llegar tu consulta a través del formulario de contacto, por el correo electrónico info@inmobiliariacano.es o a través del teléfono +34 950177116

Estaremos encantados en poder ayudarte.

Deja una respuesta